Sitio Oficial de la GLORIOSA HINCHADA SABALERA - Club Atlético Colón de Santa Fe



COMENTARIOS

de los partidos
y otras yerbas...

Por:
Elnegroo
Seba (desde el 14.11.2020)



 ÚLTIMO COMENTARIO:  

Buenos muchachos...

Sistemáticamente he ido viendo, a lo largo de varios años, como todo empieza de la mejor manera, para que termine de la peor manera. Y no estoy hablando de un solo resultado en particular, sino del panorama.

A lo largo de este año hemos presenciado errores que son vicios, los hemos soportado y por ahí hemos tenido la dicha de ver unas victorias que nos calmaban un poco la sed. Y como en un acto de magia, cuando el truco se termina, nos da la sensación de no tener nada en las manos. Nada como un plan por ejemplo, eso de parte de la dirigencia. Y creo ver que el plan es estar sometidos a una chequera de por vida y no me gusta nada, peor viendo que esa fórmula no consigue otra cosa que “más de lo mismo”. Y ya la brecha de excusas se va terminando (con suerte deben quedar 2 o 3), que la gente de Colón mete mucha presión: acá se perdió todo de local sin el más mínimo hincha dando vueltas adentro del estadio por la pandemia, así que no viene por ahí la mano, de hecho se nos han burlado en la cara entregando partidos con público y todo. Precedentes, hay. Como para no dudar del partido de Gimnasia. Y si se me canta dudar, es cosa mía de última, podré tener o no razón.

Otros equipos con la misma billetera de Colon, te clasifican a Libertadores mínimamente. Por eso el fracaso. Tenemos un plantel limitado, sí. Pero tampoco es que tenemos lo peor como para fracasar una y otra vez como lo venimos haciendo. Y por fracaso me refiero a no tener una clasificación a una copa todos los años o cada 2 años. Porque esos son objetivos, no jugar mejor que el año pasado y fíjate que ni siquiera estoy hablando de ser campeón, solo clasificar a copas te pido. Para ser campeones hay que estar preparado para ganarles a 30 equipos. Y nos estamos conformando con ganar 3 o 4? Fracaso total. Y si me pongo a aplaudir eso, tengo que asumir que no estamos para más, apagar todo y ponerme un termo en la cabeza.

Bulo: Un bulo es una falsedad articulada de manera deliberada para que sea percibida como verdad. Eso nos ha vendido, un bulo atrás de otro. Hablo de jugadores. Pero eso no es de ahora, sucedió siempre. Acá lo traes a Messi y se acuesta a dormir la siesta en un Country alienado de la gente. A eso me refiero, esa realidad a la que estamos acostumbrados. Que venga “tal” para que haga 2 goles y después no se lo moleste más. Pero limitémonos a este año, el caso de Brian F. Lamento muchísimo las peleas que tiene que dar y ojala tenga todas las fuerzas para salir, pero hizo lobby varios años a través de cuantas redes sociales había para terminar cagándola justo acá. Para los hinchas de jugadores les digo que si le hubieran hecho un control y le daba positivo, véanse unas temporadas en la B, porque a Colon no le perdonan nada los de arriba.

Aliendro, mamita que pedazo de clavo. Por momentos pareciera que el vago esta atornillado al suelo, la vez que se lo necesito se quebró pateando penales en un entrenamiento y estuvo parado como 4 meses, otra deuda más. Lértora, no va en Colon, no es el 5 para un equipo que tiene que poner con toda en el medio. Y cuando tengamos un “patrón” del mediocampo la cosa va a cambiar de color, pero no un “patrón” de 40 años que este para el retiro.

A Chancalay y Sandoval, me duele muchísimo porque son pibes del club, pero prestarlos a otro lado, quizás les vaya mejor. Acá no son más de lo que vimos. Por eso, buenos en los papeles nomas, pero pareciera de que estoy hablando de cualquier año de los últimos 20 de Colon. Y una y otra vez compramos aire. No puede ser que vayan a otros clubes y no les quede gota por transpirar, pero llegan acá y son todos sindicalistas o borrachines.

Es una lástima tener que escribir con tanta desilusión y dolor de ser espectadores de como los demás continúan peleando para lograr cosas, mientras nosotros permanecemos a un costado. De verdad y ojala sea pronto, hay que subir la vara, pero altísimo. Yo festejo todos los días ser de Colon, pero reniego de que me den caramelos de vuelto.

Feliz año gente amiga!


Autor: Seba



 


La tabla que te sostenia.

Bueno gente, tengan muy buenas a todos. Este partido con San Lorenzo se empezó a jugar antes del sábado, más precisamente entre semana, con todas las idas y vueltas que ya conocemos. Cuadro de situación: Estábamos en un naufragio en el medio del mar y nos aferramos a una tabla, con la ilusión de solo poder sobrevivir.

A medida que pasaba el tiempo, nosotros, fruto de las ilusiones. Empezamos a ver a esa tabla como un gran barco, pero la tabla seguía siendo una tabla. Producto del viento a favor que nos estaba llevando, nos quisimos subir a esa tabla (que nosotros pensábamos que era un barco) y no aguanto el peso.

Se hundía, no estaba preparada. Lo hicimos una y otra vez, hasta convencernos de que solo podíamos mirar como esa tabla flotaba y solo acompañarla con la mirada. Que esa tabla pudo haber sido un gran barco, de los mejores, te lo aseguro. Pero cosas del destino y la vida, hicieron que solo sea lo que percibimos al final del cuento. Y esa tabla tiene nombre y apellido, no hace falta aclarar.

Llegada la hora del partido, con todo el avispero revuelto más algunas bajas. Teníamos por delante un duelo más mental, más psicológico. Porque había que sacarse todas esas mochilas para empezar a jugar. JAMAS de los jamases voy a reclamar partidos por un árbitro, pero en esta ocasión y sin pudor alguno, ya de manera exagerada, la orden era que el equipo de Tinelli no pierda, ojo….sus goles fueron lícitos y su penal era penal. Pero hubo off sides que no eran, leyes de ventajas que tampoco eran, 2 penales no cobrados a Colon, pero señores penales. Bue, podemos agarrarnos totalmente de eso? No. Te condiciona? Si.

Con un primer tiempo de menor a mayor, Colón empezó a levantar un poco su vuelo después del gol de San Lorenzo, pero apenas nomas. Si nos íbamos a los vestuarios con un empate, era lo correcto, ya que los dos disputaron la mayoría del tiempo en la mitad de la cancha sin llevar peligro. Comenzado el segundo tiempo, Colón fue más agresivo, se notó el cambio de mentalidad, se notó o les hicieron notar que el rival no era la gran cosa y así fue como empezó a lucirse su arquero, que si no nos llevamos los 3 puntos con más goles, es también a las intervenciones del portero rival.

A mi entender, el resultado le quedo corto a Colón, quien fue el que hizo todo el desgaste. Pero más que el resultado, me llevo la actuación y compromiso del equipo. Que era lo mismo que veníamos viendo desde que arrancó el torneo, un equipo que no es de los que brillan, pero que está metido en el juego, que está comprometido con lo que hace….entonces eso me lleva al partido pasado……no sé si estábamos tan equivocados…..

Un gran abrazo y saudos a todos!!


Autor: Seba



 


Susurros Murmullos Ruido Blanco

Otra vez aquellos fantasmas merodeando la estabilidad de Colón... esos que no nos dejan soñar con cosas más grandes, esos que nos tienen atado al suelto. Esos fantasmas que te susurran al oído: “Sino repartís plata, acá no pasa nada”. Y no hay que ser un mago para avizorar lo que se viene, para algún que otro desmemoriado, el año pasado por una disputa de plata si o plata no, nos quedamos con un puntaje ideal para descender sin margen de error.

Ahora que no hay descensos, menos va a aparecer aquel lustroso billete. Esto quedara para nosotros los hinchas de Colón. Pero yo me pregunto: ¿A dónde se piensan ir jugadores como Chancalay sino se muestran? Jugando así, en un 80% destino de Nacional B.

Colón es su propio rival. Hoy quedo en claro. Sin salir a caerle a nadie, porque todos pueden cometer errores o tener malos partidos, malos partidos si, actitud no. No estoy diciendo que éramos una maravilla antes, pero no éramos esto tampoco. Colón se hizo los goles que Gimnasia no supo hacerle.

Pero destacar a algún jugador hoy, realmente es muy difícil. Podemos discutir si ponía algún jugador de entrada, pero para mí el resultado ya estaba puesto, juegue quien juegue. En un texto anterior “un perro cagado a palos” ya había expresado que cada vez que nos permitíamos soñar un poco, desconfiábamos. Siempre que viene la carne, con la otra mano llega la cachetada. Uno aprendió a ser escéptico, a ver las cosas como un holograma que se va a ir desvaneciendo de un modo u otro.

Pasa el tiempo y las oportunidades. Y siempre el mismo cuadro, resuelto de la misma manera. Estamos frente a una conclusión, más que a un partido. Quien quiera ver que vea, o que no. Obviamente cada uno cree en diferentes cuestiones o se aferra de lo que percibe. Con todo el derecho del mundo a no coincidir.

Hoy Colon perdió el partido solito, porque enfrente el rival tanto en el nombre por nombre o por el escaso juego no hizo la diferencia. Vuelvo a poner de ejemplo el partido con Independiente, era una derrota que no preocupaba porque se jugó muy bien y no salió. Con Gimnasia podemos estar jugando hasta el martes, que no lo íbamos a empatar. Suspicacia más o suspicacia menos... no lo sé.

Ojalá que me esté equivocando y en base a esta derrota se trabajen las debilidades y salgamos fortalecidos, es lo que más quiero. Pero tengo tantas historias iguales a ésta, que tiran y tiran a tierra firme mis anhelos...

Les dejo un abrazo.


Autor: Seba



 


Primera en casa y... truco?

Pues bien, acá estamos, en otra fase, punteros de la zona y ahora a jugar por los porotos. Acá la discusión se pone más seria. A partir de ahora, vamos a ver para lo que estamos. Si nos quedamos con los puntos del envido o le cantamos truco también.

Pasó aquella mala jugada contra Independiente, una derrota que no preocupó a nadie, porque se jugó muy bien. Una cosa es perder así, sabiendo que las tuvimos, que preocupamos al rival y por cosas de este bendito deporte, se nos escapó de las manos. Solo explicado en la dinámica del fútbol, nada más. Ese partido fueron todas nuestras, menos los goles, claro.

Llegamos a Santiago (partidos como éste, viniendo de una derrota de local, lo perdíamos antes de jugarlo en el pasado, en aquel viejo Colón que jugaban más los nombres que los deportistas). 3 puntos que nos valieron la clasificación con el primer puesto, la defensa estuvo bien, hubo mucha lucidez para resolver las situaciones, Burián con todos los reflejos, Bruno Bianchi que se hace cada vez más sólido y bien por el pibe Garcés que fue de menor a mayor, pero siempre haciéndose valer.

A todo esto, el rival también ayudó, porque a la zona a la que vamos ahora, esos equipos no te las perdonan. Sino miremos el caso de Independiente nomas, las 2 que tuvo las facturó y eso es la diferencia de jerarquía entre unos y otros.

Llegar, nos van a llegar todos los equipos, lo que no me convence es esperarlos tan abajo del arco para reaccionar. El medio campo es intermitente, no es regular. Tomando como referencia, nuevamente, el partido con Independiente, donde estuvo muy sólido, ahora se lo vio muy vulnerable, muy errático.

Genial presente de Farías y espero que la curva siga en ascenso. Los números dicen que con Domínguez, Colón tiene 10 puntos de 12 como visitante, excelentes desde lo matemático. Nada que reprocharle en ese sentido. Si me tengo que acostumbrar a la idea de regalar la pelota con tal de seguir sumando y ganando, bienvenido sea.

Veo otro Colón, ya sin dudas. Habiendo pasado más de 5 fechas puedo decir que ya no tanto dependemos de esa vieja y conocida variable llamada suerte. Si la hay? mejor, que venga. Pero ya no me veo cruzando los dedos para que nos salga una. Veo un laburo, un análisis, acá sí hay algo. Veo aquel equipo de la final y pienso... "Mira si hubiera estado el barbudo sentado en el banco", y creo que pienso por todos...

Un Saludo y un gran abrazo.


Autor: Seba



 


De Super héroes y Crisantemos.

Mira Sabalé, que jodido hacer un análisis teniendo la cabeza en otra parte, ni se sufre, ni se disfruta. Es como que los sentimientos están en pausa, respetando un luto muy duro. Y te voy a contar que pasa: Cuando éramos niños, nos hablaban de Barbie, Superman, de Batman, de He-Man, She-Ra etc..

Todos queríamos serlo o al menos queríamos ser uno de ellos o nos tocaba serlo en determinado juego con los amigos de la cuadra, pero estaban lejos, vos sabias que estaban lejos, aun con toda la flor de la inocencia intacta, sabias que atrás de ellos flameaba una bandera que no te pertenecía o había que ser un millonario con recursos sofisticados. Cosas que vos no veías a diario, un lenguaje que no estaba en tu mesa los domingos.

Y ahí, apareció uno más humano. Uno que pudo haber sido cualquiera de nosotros. Uno al que te lo pudiste haber cruzado en el colectivo, en el super o en la misma cancha. Uno que hablaba tu idioma, que reía, reía mucho. Uno que era feliz en lo que hacía, jugar. Y a vos te encantaba jugar y también eras feliz haciéndolo. Uno que usaba la misma ropa que le veías a tu viejo o tu abuelo. Encima cantaba la canción más linda de todas, esa que esperabas que suene para que aparezca mamá o papá en los actos: El Himno. Y cuando hablaba de Argentina, parecía un adolescente declarando su amor eterno. Ja!

Y espera que no te conté lo mejor aún, era de carne y hueso. Era real. Era de todos. Muchas más coincidencias con el que con cualquier ser intocable de la pantalla. Por eso todos queríamos ser Maradona. Porque lo único que necesitabas era agarrar una pelota de trapo y correr con amigos. No necesitabas estar ni calzado. Eras vos y tus amigos siendo un superhéroe que tenía olor a tu casa. Eran tus viejos a los saltos y abrazos.

Por eso te duele tanto tanto y tanto, porque este superhéroe (igual que vos) podía morir. Un día nos iba a dejar eso que tanto te pertenecía. Pero no así su recuerdo, su legado, sus historias, nuestras historias con amigos o parientes. Para siempre vivirá en lo más profundo de nuestra esencia, ahí en esas reuniones con amigos o familiares, ahí donde el lujo no es necesario, ahí donde no llega la propaganda, donde no te pueden explicar porque te están dando un abrazo.

Tuvimos el lujo de ser contemporáneos, quizás futuras generaciones no nos crean nada cuando les contemos todo eso. Acostumbrados a tener a todos cada vez más lejos…….

Que en paz descanses Diego, pero en mi corazón todavía estas corriendo con la pelota mirando el arco.

Hoy todo comentario de un partido, queda relativo. Les pido perdón, pero esta vez no lo habrá.

Los quiere, Seba.


Autor: Seba



 


Un Perro cagado a palos.

En este último encuentro, solo puedo analizar el partido en base a la victoria que fue, olvidando que estábamos frente a un equipo con varios suplentes y que éramos locales.

Y somos un perro cagado a palos, haciendo alusión a lo que nos tocó vivir el año pasado, cualquier caricia o gesto que nos hagan, nos va a parecer bueno pero no nos termina de convencer si es una trampa para más palizas.

Se gana y se pierde, sí. De eso no hay escapatoria. Lo que uno se lleva después de cada resultado es el “Cómo?” Por ejemplo, hoy se ganó a lo Domínguez: mucho ceder la pelota, pum para arriba, jugar en campo propio la mayoría del encuentro y asestar las situaciones en el arco rival. Esta fórmula te puede dar resultados contra un limitado grupo de equipos.

Quizás sean determinadas estrategias, para determinados equipos y haya un plan para cada rival. Siendo optimistas de que esta forma de jugar no sea la regla general. O quizás no lo sea… por eso desconfiamos de hasta las caricias, porque conocemos el paño.

Como sea, esta victoria se debe festejar porrón en mano. De hecho, como dato, jamás Defensa gano en la cancha de Colón. Y me animo a decir que en otro ámbito y con otros DT´s, hoy se hubiera llevado la primera. Más allá de la postura defensiva, al equipo se lo ve con una actitud muy positiva. “Cuando haces las cosas con ganas, se nota. Y cuando las haces sin ganas, se nota más”.

Ahora nos adentramos en una fase donde la forma de jugar quedaría como anécdota, y ahora más que nunca lo importante es ganar y ganar. Colón crea situaciones, pero de 3 define 1. Eso es algo que hay que reforzar. Se podría haber ganado por un poquito más y eso al rival lo aminora mucho, ya no se envalentona tanto cuando tiene 2 goles abajo.

Ahora nos vamos a topar con equipos más duros, con más recorrido, con más experiencia, con más ambición. Todo esto no desmerece el trabajo de Colón, ni sus victorias. Pero esos cabos sueltos que aparecen partido tras partido, otros equipos lo aprovechan con más efectividad. Si queremos llegar más lejos, debemos ajustar bien los zapatos. Estar atentos a esos errores, a esas distracciones. Ya que hay delanteros expertos en forzar errores.

A seguir trabajando, que todavía falta. El camino está dando los frutos. Hasta acá, ya ganamos más partidos que en todo el torneo pasado. Pero dejemos de mirar el pasado con melancolía, que las lágrimas no nos van a dejar ver hacia adelante. Ahora estamos acá, desde cero y somos Colón. Somos Santa Fe.

Abrazos y a tomar porrón Sabaleeeee!!!!!


Autor: Seba



 


Volver al Futuro.

Claramente haciendo una referencia a aquella película de los 80/90’s, en donde el personaje principal, viaja al pasado para modificar el presente y así tenga impacto en lo que sucederá en el futuro.

En este caso, sería Domínguez quien vuelve para modificar su presente, no solo el de Colón, es decir: ”es el viejo Domínguez que hoy se aparece con ciertas modificaciones de sus estrategias y/o caprichos”.

Recién van 3 fechas, y fueron 3 partidos correlativos con mucha aceptación en términos generales. Pero hace más de 2 años (seguro) que no jugábamos bien ni un solo tiempo. No hablo de resultados. Sino de gustar, de conseguir aceptación al menos, de conseguir convencer. Y ni hablar de salir de esa mentalidad de ser un equipo defensivo, tímido que la arrastramos desde aquel descenso con Osella.

Hoy vemos un equipo sólido, que desborda, tira centros, incomoda al rival, rasca cuando hay que apretar, va para adelante. ¡Todo ese laburo es del Barba, pero del Barba actual eh! Que se despega un montón de aquel que llego por primera vez con las mismas fórmulas que ya habíamos conocido (sufrido) por otros, la de esperar y salir en alguna contra o por ahí alguna que otra pelota parada. Eso, por un lado.

Por otro, la actitud y la prestancia del equipo es otra cuestión. Mas allá de los resultados, se presenta como un rival y no como un trámite. Jugadores que han empezado a despabilarse de un letargo que ya les estaba jugando en contra. Sea por Colon o ellos mismos, si quieren pasar a mejores clubes, tenían que levantar la vara que estaba ahí tirada. Y si se los hicieron ver de esa manera, bienvenido sea.

Da la impresión de que no es un equipo que depende de 1 solo jugador a que entre y haga una jugada salvadora. Es un equipo en el que todos suman y son igual de importantes. Ejemplo: Si entraba Brian antes, por ahí mejor, pero quedo claro que no dependemos de él. Y eso me gusta. De parar de prenderle velas a “X” jugador que no se lesione o de vivir alambrando por las amarillas o esas eternas lesiones que demoraban meses, mientras veíamos a un Colon rehén de que apareciera ese “x” después 4 fechas afuera. Como ya he dicho, ejemplos sobran.

Si todo esto es cierto, veo un rumbo. Que podrá salir o no, como todo. Pero veo hacia donde apuntan las velas. No veo un Colon boyando en el limbo. Que, para todo lo que venimos soportando, es un vaso de agua en el desierto. Y espero que ese vaso de agua, este medio lleno.

Hasta acá, me despido, no sin antes mandarles un gran abrazo a toda/os!!!

Los quiere, Seba!


Autor: Seba



 


Eternos (y) espectantes.

Antes que nada quiero pedir perdón por no estar a la altura de Elnegroo, personaje que se extraña tanto como a los demás. Y mandarles un gran abrazo a mis amigos que confiaron en mi para proponerme al frente de estas líneas de texto, se los quiere.

Eternos expectantes, un juego de palabras al que se le puede agregar la “Y” en el medio. Porque así como esta hermosa familia es eterna, vivimos expectantes del momento en que podamos dar un salto y campeonar. Pero también eternos expectantes, debido a que nos acostumbramos a solo mirar al próximo que se ponga la camiseta y sea el mas hincha de Instagram.

No hace falta nombrar a ninguno en particular, cada uno va a imaginarse al primero que se le venga a la mente. Enfermedades, adicciones, lesiones, relegados de otros equipos, hay de todo, y sobre eso, van montadas nuestras esperanzas.

¿Cómo será el amor de ciego? Que arrojamos semillas de rosas a un volcán y esperamos que de allí florezca un árbol de manzanas. Ojalá me equivoque, pero las estrellas las traerán los nacidos de nuestro vientre, no los adoptivos. Hablar con el diario del lunes, jamás. Pero esta última incorporación fue una apuesta fuerte, como en toda apuesta: podes ganar o perder fuerte.

La clave esta en dejar de apostar, en dejar los dados para la timba. Armamos un rejunte de nombres y después esperamos que la suerte haga el trabajo, torneo tras torneo.

Otro aspecto para corregir es el respeto al club, a sus hinchas. Jugadores como Olivera (recordemos lo que hizo aquella tarde que tocó la pelota con la mano totalmente a propósito, en un partido donde todos los jugadores fueron cuestionados por su actitud), va a patear un penal sobrando una situación que no es común, que nos den un penal y de visitante, justamente a sabiendas que la gente estaba sensible recordando aquella tarde en Paraguay.

¿No es demasiado? ¿Estaba bien el empate? Si, era justo. Pero si te dan un penal, métela o de última que se vaya arriba, a los cielos. Pero jugar a ser Maradona siendo Olivera, es porque tenés la autoestima mas grande que un camión jaula lleno de Maradonas.

Mira si hay cosas por trabajar Sabale, mientras quedamos asombrados con los espejitos de colores, se llevan la plata. Sera karma? Ahora le hacen a Colón, lo que él supo hacer. No lo sé, lo que si se es que tenemos que achicar ese margen de karma haciendo bien las cosas. Porque, hasta acá, no hicimos mas que repetir viejas formulas y dejarle la puerta abierta de par en par a los problemas.

Ya va a llegar ese día, lo sé. La ansiedad la tenemos todos, es insoportable, te sale por los ojos… paciencia, calma… Queremos apretar un botón y que todo vaya mas rápido, que lo pasado quede mas lejos y duela menos.

Somos los niños que los papas buscaban en la escuela, esos minutos parecían días enteros esperando. Somos nosotros esperando impacientes armar el arbolito de Navidad. Y, casualmente, lo ultimo era la estrella. Ya va a llegar, porque somos Eternos expectantes.


Autor: Seba



 



 Comentarios anteriores:







| Sitio adaptado para cualquier tamaño de pantalla |
| Comentarios y sugerencias a: Administración |
| Copyright © 2000-2020 - Derechos Reservados |